Sexo, mentiras y video 09/08/2017

Escándalo de cuernos conmueve al country Sierras del Tandil

Se viven horas aciagas en el decano de los barrios privados. La urbanización top de la avenida Fleming es un hervidero de chismes a raíz de la trascendencia que alcanzaron ciertos detalles de un triángulo amoroso que estalló cuando el esposo de la zapatera descubrió que esta lo engañaba con el gerente del banco. Y las esquirlas incendiarias alcanzaron al zapatero, la zapatera, el gerente del banco, su esposa cornuda consciente y hasta a la ex esposa de un dirigente de fútbol de un club muy importante.

El matrimonio no atravesaba el idilio de los primeros meses, pero tampoco podría decirse que era una pareja con desavenencias visibles, comentan a este medio algunos vecinos que -aseguran- se vieron sorprendidos por el rápido y escandaloso desenlace del que se habla en los mentideros del empedrado.

En los cafés del centro algunos bancarios de alto rango comentan sobre su colega caído en desgracia. Y a la salida del colegio privado, ofídicas mamis vierten murmullos descuidados en torno al cotilleo del momento.

CHUPETE ELECTRÓNICO DEL SIGLO XXI

En el siglo pasado -que en términos históricos fue ayer nomás pero que a veces parece tan distante- a los pibes les encendían el televisor para distraerlos y hasta para hacerlos dormir. El nuevo "chupete electrónico" es el smartphone

Infantes que apenas se yerguen unos centímetros sobre el suelo del parvulario manejan con soltura admirable este dispositivo, que les es tan familiar como era para los pibes de los '80 el control remoto de la caja boba.

Para los nacidos en el marco de las redes sociales, hijos de la era digital, el celular es una extensión de su cuerpo y lo manipulan con la solvencia de un experto. Pero sus padres, a pesar de que manejan el aparato, nunca tomaron conciencia de que, ese rectángulo de metal, plástico y cristal, es un almacén de datos sobre su vida que ni ellos saben que están ahí. A veces intuyen que puede haber algún material sensible, pero creen haberlo borrado. Ilusos. Los smartphones no nacieron para ayudarnos a controlar nada sino para que los controlados seamos los usuarios.

En fin, allí estaba el pequeño de cinco añitos entretenido con el Iphone 7 plus de su madre mientras ella tomaba un baño. La zapatera le había puesto un video de "Peppa Pig" en Youtube que le permitiría ganar unos minutos a solas. Pero el inocente chupete electrónico se convirtió en una bomba de fragmentación cuando la ventana de notificaciones de WhatsApp emergió obstruyendo el video.

-Papá, teléfono para mami. 

El zapatero miraba la tele, con los pies apoyados en la mesa baja del living. Tomó el aparato que le alcanzaba el nene casi sin darle importancia, con la idea de silenciar las notificaciones y volver a ponerle el video. Pero lo mató la curiosidad y abrió. El mensaje provenía de un contacto sin foto, con nombre de varón y sin apellido.

Al leerlo casi se atraganta con el bon o bon que se estaba zampando para acompañar su Nescafé expresso macchiatto: "Gordita, cuándo nos vemos así te doy máquina y te hago lo que tanto te gusta?"

Cegado por la ira encaró a su mujer cuando esta salió del baño y lo que comenzó con un reproche casi se convierte en un caso fatal de violencia de género. La discusión fue in crescendo y el cornudo, loco de furia, la tomó del cuello mientras le enrostraba la infidelidad. Forcejearon y la mujer salió disparada de la casa hacia la comisaría. El zapatero, aún con el Iphone dorado en la mano, llegó hasta la casa de un amigo, entendido en cuestiones de tecnología.

El acceso a las carpetas ocultas del teléfono reveló detalles incómodos para el hombre herido en su orgullo; mensajes, audios calientes, fotos y hasta videos de su mujer en plena acción erótica con el amante, que resultó ser el gerente de un banco con el que opera el zapatero. Y con quien también operaba, claro que en sentido más amplio, la esposa del comerciante.

Su amigo aprendiz de hacker le reveló otra amarga noticia al profundizar en el cruce de mensajes: Una de las empleadas en la zapatería de la céntrica esquina era cómplice de las trapisondas de su esposa. "Me cagaban las dos. ¡Soy el rey de los boludos!", dicen que bramó el zapatero.

La mujer infiel ya no está al frente del negocio que fundó su marido. Y tampoco la empleada cómplice, esposa hasta hace poco de un dirigente de renombre del fútbol local.

COROLARIO POLICIAL

Hoy la mujer vive en la casa del barrio cerrado y el zapatero carga con una orden de restricción de acercamiento por el ataque. La ex esposa del dirigente del fútbol está buscando trabajo.

El marido intentó hacerle pagar la afrenta al gerente del banco, que pasa unas vacaciones exprés con su cornuda esposa en Playa del Carmen, viaje relámpago obligado para tratar de apaciguar los ánimos.

-Soy (fulano de tal), no nos conocemos, pero te escribo para contarte que el turro de tu esposo te engaña con mi mujer.

-Querido, mi esposo me engaña con varias y eso no es noticia.

La respuesta lo desacomodó como una trompada en el mentón.

-¿Quien era? Interrogó el gerente del banco.

-Número equivocado.

Tumbada al sol del caribe mexicano la mujer terminó su Corona bien fría y siguió leyendo a Viviana Gómez Thorpe: "No seré feliz, pero tengo marido".

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

Últimas noticias

Aguafuertes serranas

Aguafuertes serranas

Topadora contra belleza y memoria histórica

muerte, azar y destino

muerte, azar y destino

El cazador de elefantes y la quiniela de Tombolito

LO QUE DEJÓ LA ELECCIÓN

LO QUE DEJÓ LA ELECCIÓN

Pasar el velo negro (con Denis, Soldán y Panam)

  © 2017 | Radio Tandil, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94