Tandil 05/09/2017

Quejas en la guardia del Hospital por esperas superiores a 4 horas

Martes. 5 de la tarde. La guardia del Hospital Ramón Santamarina está repleta de gente. Cada tanto, la puerta se abre, y un nuevo paciente se suma a una sala de espera que casi no tiene asientos libres. Pocos tienen la fortuna de ponerse de pie, convocados por el médico de turno que los atenderá. Se escuchan quejas, algunas de dolor y otras de fastidio. La espera, para algunos, lleva más de 4 horas.

"Mi esposo se sentía con mucho dolor en el pecho esta mañana, por eso vinimos", relató Mónica, una de las mujeres que aguarda desde temprano. "Llegamos a las 12.26 y acá seguimos esperando, nadie lo llama". Cuatro horas y media ubicada en el mismo asiento. Sin novedades.

En todo ese tiempo, pocas veces escuchó que un médico llamara a un paciente. Nunca le tocó el número de la suerte, pese a que vio ingresar a los consultorios a personas que arribaron después de ellos. "Muy de vez en cuando están atendiendo. Pero no hay movimiento". El caso de Mónica no es el único: ella misma se indigna porque una señora sentada a pocos lugares del suyo está allí desde las 10.30.

Como siempre ocurre en una guardia, reconocer que ha pasado mucho tiempo es difícil, porque se presume que hay otras personas en peor estado que también necesitaron atención médica. Cuando se cae en la cuenta de que la demora es exagerada, ya es demasiado tarde, a punto tal que el tiempo invertido desalienta a abandonar la espera. "No me lo puedo llevar asi a mi casa y traerlo mañana para estar otras siete horas, tengo que seguir esperando", reconoció Mónica.

Lo más llamativo es que nadie se acercó a los pacientes (nunca mejor aplicada esa palabra) para dar una explicación. Fue el cronista de Radio Tandil que acudió al hospital quien debió recorrer sus eternos pasillos para encontrar la respuesta: este martes, desde las 13, hubo en la ciudad tres accidentes con heridos de consideración que debieron ser trasladados al nosocomio, y en ellos se concentró la atención de los médicos. Para peor, a último momento ingresó un hombre que cayó herido en un campo por la cornada de un toro. Concentrados los esfuerzos en esa tarea, la guardia debió esperar.

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | Radio Tandil, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94