En diálogo con AM 1140 06/09/2017

Luciano Majolo: "El viento alzó al colectivo como a una hoja de papel"

El domingo a la madrugada, Luciano Majolo viajaba a La Plata en la unidad 72 de la empresa Río Paraná. Pero nunca llegó a destino. Alrededor de las 5.15, mientras un fuerte temporal de lluvia y viento se desataba sobre la Ruta Provincial 29, el colectivo volcó. Por los golpes que sufrieron, los trece pasajeros, el chofer y su acompañante debieron ser trasladados a hospitales de ciudades cercanas. Majolo pasó el día en el nosocomio público de General Belgrano, internado. Recién el lunes a la tarde pudo abandonar el lugar, aunque fue derivado a una clínica privada de nuestra ciudad. Allí permanece, a la espera de una operación. Los efectos del accidente todavía se sienten.

"Cuando pasamos el canal 9, que está desbordado, sentí un fuerte rayo", contó el presidente de la Asociación Cine Tandil. La intensidad de la descarga fue tal que lo despertó y lo expulsó de la butaca. "Me paré en medio del colectivo -dijo-. Ahí un viento fuerte alzó al micro y lo sacó de la ruta como a una hoja de papel". Pese a que inicialmente se informó que la unidad había volcado, Majolo aclaró que fue "arrastrada" hasta caer "en el barranco, del lado derecho", y aseguró que podría haber terminado mucho más lejos de la banquina pero las condiciones del terreno lo impidieron: "Pareciera que esa zona pantanosa nos amortiguó".

El colectivo cayó precisamente del lado donde él venía sentado. Aunque estar de pie parece haberle jugado a favor. "Al venir parado me fui agarrando y creo que eso aminoró el golpe". Pero esa conclusión pudo sacarla después. En el momento, la desesperación pudo más. Y también el temor: cuando pudo incorporarse pese al dolor, tuvo la peor impresión. "No escuché que nadie gritara y me asusté mucho, pensé que los demás habían fallecido". Fue entonces que el chofer y su acompañante, visiblemente lastimados, ingresaron a la unidad para rescatar a los pasajeros que habían quedado atrapados. "Uno me gritó y me preguntó si estaba bien, entonces agarré mis cosas y salí por el parabrisas delantero".

Al moverse, Majolo advirtió que "no sentía el lado derecho" de su cuerpo. Impedido de ponerse de pie, debió arrastrarse para abandonar el colectivo. "Subí el barranco con el brazo izquierdo por la desesperación". Con dificultad, llegó a cercanías de la ruta, empapado por una lluvia que no cedía. "Un médico que viajaba con nosotros fue el que coordinó la forma en que se sacó a la gente". Así, gracias a la labor de los conductores, los demás también pudieron salir. Un policía que integraba el pasaje dio aviso de lo ocurrido.

Con la tranquilidad de ver que todos abandonaron el micro, a Majolo lo asaltó una pregunta: hasta dónde llegarían los efectos del golpe que había sufrido. "Yo sentía mucho dolor y no sabía si estaba quebrado. En un momento me subieron a uno de los patrulleros y ya no aguantaba más". En el móvil debió esperar el arribo de las ambulancias, que llegaron una hora después del accidente. Una de ellas lo trasladó al hospital de General Belgrano. Pero lo que debió haber sido un alivio, no lo fue: la lluvia persistía y los riesgos de transitar por la ruta, también. "Llovía a cántaros y el viento movía la ambulancia. Diría que casi volcamos, era todo agua y viento. Recién cuando llegamos las rafagas pararon".

Ya en el nosocomio, fue sometido a los primeros estudios. A diferencia de otros heridos, que recibieron el alta ese día, permaneció internado hasta la tarde del lunes, cuando lo trasladaron a Tandil. Ahora, espera fecha para una operación de clavícula, que probablemente ocurra la semana próxima. Mientras tanto, las imágenes de esa noche vuelven una y otra vez. "Fue un susto grande. Y cuando ves cómo quedó el colectivo y cómo caímos, (pensás que) realmente fue un milagro".

Expresa tu opinión

Se deja expresamente aclarado que los comentarios realizados en los espacios de participación del Sitio son de exclusiva responsabilidad de sus autores, pudiendo estos ser pasibles de sanciones legales.

  © 2017 | Radio Tandil, Noticias en línea

  0249 4 42 7493 / 94