09/10/2018

Economia VOLVER

Increíble contradicción en las facturas de luz

En abril último, el Gobierno bonaerense comunicó una buena noticia: la eliminación de impuestos provinciales en las facturas de los servicios públicos. Su propósito era aliviar el peso de las tarifas sobre el bolsillo de los usuarios, tan castigado por la inflación. Pero a seis meses de aquella decisión, ¿cumplió el Ejecutivo con su palabra?

Sí, pero a medias. Al menos, en lo referido a las facturas de energía eléctrica. Pese al anuncio oficial, los últimos consumos residenciales incluyen el plus de varios tributos provinciales. Y aunque algunos figuran con una tasa del 0% -a consecuencia de la medida implementada en abril-, otros agregan cargos sobre el monto final.

Es el caso de tres impuestos derivados de la Ley Provincial 11.769 -que crea el Marco Regulatorio Eléctrico en territorio bonaerense-. Los artículos 45, 74 y 75 de la norma fijan alícuotas que encarecen el precio de la luz. Aunque una de ellas tiene una incidencia insignificante (apenas un 0,001%), las otras dos agregan un 5% y un 6%, respectivamente.

Lo llamativo es que las facturas incluyen una leyenda escrita en negrita que reza: "En la Provincia eliminamos los impuestos provinciales para que pagues menos". Pero la propia boleta desmiente esta categórica afirmación.

¿Cómo se explica esta contradicción?

Para entenderlo, hay que analizar cada uno de los artículos.

En primer lugar, el 45 crea un Fondo Provincial de Compensaciones Tarifarias que recarga el monto del consumo con una alícuota del 5%. El propósito de este inciso es compensar los mayores costos de distribución que existen en algunas ciudades bonaerenses. Con este gravamen que pagan todos los usuarios se evita implementar tarifas diferenciadas más costosas en esas localidades.

El artículo 74, en tanto, impone un tributo a las distribuidoras de energía eléctrica (léase, las empresas que prestan el servicio) y los autoriza a trasladar esa carga a los usuarios.

Algo similar ocurre con el 75, que impone a las empresas la obligación de abonar mensualmente "a las Municipalidades de los partidos respectivos una contribución equivalente al seis por ciento de sus entradas brutas, netas de impuestos, recaudadas por la venta de energía eléctrica", quedando también habilitadas a trasladarlo "en forma discriminada a la facturación al usuario".

¿Pero por qué permanecen estos gravámenes?

La razón es una: técnicamente, no son impuestos. Son, en cambio, contribuciones especiales, un tipo de alícuota pensada para producir un beneficio en determinado grupo de personas.

Al no tratarse de impuestos, el compromiso asumido por la Provincia no la obliga a quitarlas. Por eso, los usuarios las abonan cada vez que pagan la luz.

Lo llamativo es que figuran en la boleta con la denominación de "impuestos", entrando en contradicción con su especificidad técnico-legal. Y también, con el promocionado objetivo de eliminarlos del precio final de las tarifas.

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2018 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina