12/09/2019

Policiales VOLVER

Ya hay fecha de juicio por el niño baleado en el ojo

"Quiero que se haga justicia por la pérdida de su ojito" dice Mariana Roquet, la madre del niño que en julio de 2018, con apenas 9 años, recibió siete perdigones de escopeta en la cara y cuatro de ellos en su ojo. El caso despertó indignación en la familia y sus allegados porque los responsables trataron de inculpar a un menor para esquivar la condena y nunca fueron ni siquiera detenidos. El 10 de diciembre los dos acusados subirán al banquillo.

"Quiero que se haga justicia por la bronca y enojo que tiene por no ver, por tener que usar anteojos, por los dolores de cabeza y porque muchas veces ni siquiera puede visualizar la hoja de escuela que es de color blanco", añadió.

Raúl es el nombre del pequeño. Estaba en la casa de unos vecinos a los que les había llevado sobras de comida para los perros. Tenía 9 años y estaba junto a otros chicos del barrio. De pronto, llegan dos personas armadas a resolver una discusión a puro tiro.

Días atrás del hecho, el padre de dúo armado había sido golpeado por unos jóvenes de la familia en la que estaba ocasionalmente el pequeño Raúl y fueron a cobrarse venganza. Cuando regresaron del campo en el que trabajaban juntando papa, escucharon lo sucedido de boca del padre y no encontraron mejor forma que ir a balearles la propiedad a los señalados por el hombre mayor.

Dispararon un par de veces contra el frente y una de esas perdigonadas impactó cerca del rostro de Raúl. El pequeño recibió siete perdigones en la cara. Cuatro de ellos en el ojo. Tres fueron retirados con distintas cirugías. El restante todavía está alojado en el nervio óptico y es el que causa dolores de cabeza periódicos y pulsaciones.

Quienes dispararon trataron de evitar la condena inculpando a un menor de la familia. Luego, terminaron aceptando la responsabilidad pero nunca quedaron detenidos. La familia de Raúl siempre tomó eso como una afrenta de la Justicia.

Ahora ya tiene fecha el juicio: el 10 de diciembre. La familia del pequeño quiere justicia pero tiene sus dudas. Nunca encontraron el arma que disparó la munición. "Se presentaron (los agresores de apellido Martínez) como a la semana con un abogado y nunca se encontró el arma ni nada. Ahora van a llamar a los testigos", detalló su mamá.

Escuchá el audio.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2019 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina