25/03/2020

Sociedad VOLVER

Proteccionistas preocupados porque no pueden "trasladarse" para cuidar animales

El aislamiento social obligatorio puso en jaque actividades de todo tipo. Muchas de ellas gozan de las excepciones dispuestas por el Gobierno nacional y también del local, pero otras han quedado en un "limbo" normativo. Una de ellas es la que desarrollan los proteccionistas que alimentan y curan animales semi domiciliarios, sin domicilio o en cautiverio transitorio.

"Nosotros, como proteccionistas, como personas que desde una organización o en forma particular hacemos cuidado, rescate o levantamos perras en celo para castrarlas, nos hemos encontrado ante una situación compleja a partir de la imposibilidad de trasladarnos", cuenta Ezequiel Escudero, del Movimiento Proteccionista Animal.

Quienes se ocupan del cuidado de animales en situación de calle se han topado con autoridades policiales y de control y se han enfrentado al difícil momento de someterse a la buena predisposición o no de quienes tienen la orden de no dejar circular a quienes no gozan del régimen de excepción.

"Hay muchas organizaciones y particulares que venimos planteado, desde hace rato, la enorme cantidad de perros que hay en la ciudad, semi domiciliarios o sin domicilio que están en un desamparo total. Y ahora nos encontramos con que debemos movernos a riesgo de infringir la ley. Porque lo cierto es que alguien tiene que salir a la calle para alimentarlos o cuidarlos si están enfermos", indicó Escudero.

"La situación más crítica se da en los refugios o predios donde hay más de un animal. Y los animales tienen que comer diariamente y hay que limpiar los lugares donde están", detalló.

Quienes a diario cuidan animales, los levantan de la calle y les dan alojamiento transitorio, están preocupados porque enfrentan un vacío legal que los pone en la puerta de una contravención.

"Estamos viendo que no hay una respuesta institucional en ningún nivel para autorizarnos a seguir realizando esta labor. No debemos olvidar que la fauna urbana es parte de la salud pública también", argumentó.

En esta misma línea criticaron que Bromatología haya suspendido totalmente las castraciones de animales como parte de su adaptación a las medidas dispuestas para combatir la pandemia.

"Nos parece una decisión extremista. Se podría funcionar con los recaudos necesarios", aseguran. "Es una decisión desacertada ya que Tandil tiene que castrar entre 7 mil y 8 mil perros por año para lograr el control poblacional y no se llega ni a la mitad de este requerimiento en épocas normales. "Ahora es el freno absoluto y el escenario que queda por delante será todavía más complejo", concluyeron.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2020 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina