13/09/2020

Sociedad VOLVER

Profesionales "shockeados" por lo que les tocó vivir en el geriátrico

La jefa de la Guardia del Hospital Ramón Santamarina, Cecilia Martens, aseguró que los profesionales que hicieron el trabajo de hisopado y controles en el geriátrico que fue vulnerado por el Covid, están "shockeados" todavía por la situación.

Jamás se pensaron tener que pasar por esa situación.

"La verdad que es tristísimo. En el momento hisopamos e hicimos todo lo que hay que hacer como profesional, pero después obviamente, cada uno hizo su desahogo, porque la verdad es que es muy triste", dijo.

Y añadió: "Son personas muy mayores que hace meses que no ven a los hijos, a sus familiares. Y ahora, además, se encuentran en esa situación. Nosotros llegamos todos vestidos y apenas podíamos cruzar una mirada porque cuando llegás a los últimos pacientes tenés empañada la antiparra y la máscara; apenas los ves y apenas te ven".

"Es una situación rara, porque nunca vivimos algo así", aseguró la profesional. "Estás con una persona y esa persona está mirando a alguien que tiene enfrente, todo cubierto, con plásticos en la cara. Todo muy raro".

Aseguró que los pacientes, si bien tenían síntomas, estaban estables. Alguno tenían fiebre, pero su estado era regular.

"Con algunos pudimos hablar, con otros, por su patología de base, no habla; tienen cierto deterioro previo que no les permite hacer un contacto. Pero desde el punto de vista humano, esto nos choca y nos pega de una manera que nunca nadie lo vivió igual, de hecho todo el mundo está así de conmovido, porque es una cosa que jamás nos imaginamos, que nuestra normalidad y lo habitual de todos, se iba a ver trastocado por esto".

En el geriátrico se contagiaron 19 personas, entre residentes y familiares. "Retiramos a los abuelos del geriátrico que estaban sintomáticos y los internamos para un mayor control. Sabemos que estos pacientes se complican, hacen otras manifestaciones de la enfermedad, que son más serias que en el resto de la población. Decidimos trasladarlos para internación, para un mejor monitoreo, así que a medida que fueron avanzando los días, algunos quedaron asintomáticos en el mismo geriátrico. Hay pacientes que fueron diagnosticados positivos y que nunca presentaron síntomas".

Preparados

"Por suerte ya teníamos un plan de contingencia armado desde que empezó a ocurrir esta situación en geriátricos en Buenos Aires y también con ejemplos de otros países. Ccá en Tandil se armó un relevamiento de los hogares, por parte del Municipio, de los residentes que había en cada hogar, se hicieron algunas reuniones con la Asociación del Geriátrico, con algunos dueños particulares. Después se unieron a ellos en una asociación y nuclearon a todos los hogares, así que bueno, estamos en comunicación permanente, obviamente más ahora en estos días", contó.

La profesional se refirió también al pico de contagios que está viviendo la ciudad y aseguró habían estado esperando esta situación pero para marzo o abril.

"No ocurrió y entonces hubo un relajo importante; porque parecía que nunca iba a suceder. Lo cierto es que nunca se difuminó el riesgo. Esto es una pandemia y Tandil no iba a estar aislado del mundo", explicó.

"Hubo decisiones que se tomaron; en algunas se volvió para atrás; otras quedaron ahí congeladas, en el sentido de que no se pusieron nunca en práctica. Hasta que finalmente, hubo que ponerlas. Por suerte hasta ahora hemos podido dar respuesta a los problemas que fueron sucediendo", añadió.

¿Los tomó por sorpresa el brote? "No es que nos tomó de sorpresa, porque el tema del geriátrico es una situación que sabíamos que podía llegar a complicarse, que son pacientes añosos, pacientes postrados, por ahí con otras enfermedades preexistentes, entonces eso se conoce. Cada vez que ingresaba a la guardia o alguno de los tres lugares de atención un paciente proveniente de un geriátrico, ahí se enfocaba mucho más la cosa y todo el mundo estaba alerta en detectar un cuadro febril. A veces se hisopaba y terminaba siendo otra patología".

Ni Martens ni nadie sabe con seguridad cómo se filtró el virus en el geriátrico. Si fue a través de un empleado o de un residente. No se conoce "el caso cero".

"Sabemos que muchos enfermeros, inclusive nosotros los médicos, trabajamos en un geriatrico o trabajamos en un consultorio privado, en la guardia del Hospital, en la sala de internación y tenemos muchos, muchos trabajos. Incluso hacemos domicilio a particulares, entonces uno sabe que es vector y que puede provocar estas cosas. Cuando empezó toda esta situación, hicimos un trabajo con los enfermeros que teníamos y los profesionales en los geriátricos o en otros lugares de atención o internación domiciliaria. Hicimos un relevamiento y ahí pusimos un poquito más de énfasis, como se viene haciendo desde un principio, en el uso de los elemento de protección personal, en los cuidados para realizar una persona, cómo te tenés que sacar los elementos y dónde te los tenés que sacar. Si tenés que revisar a más de una persona, qué es lo que te tenés que cambiar y qué no. Todas estas cosas las fuimos trabajando".

Foto: ilustrativa

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2020 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina