20/11/2020

Economia VOLVER

El futuro de la construcción ecológica pasará por Tandil a partir de 2021

Claudio Dunan es director de Estrategia de la empresa BioCeres, la firma que pretende realizar en Tandil paneles de construcción a partir del rastrojo de trigo. Aseguró que este tipo de productos es parte del futuro de la construcción y que concentrará muchos millones de dólares de inversión en los próximos años. La experiencia de "construcción verde" será la primera del país en su tipo.

"Lo primero que hay que decir es que la industria de la construcción a nivel global está atravesando una transición porque es una de las industrias que más impacto tiene en las emisiones de dióxido de carbono, ya sea en el proceso de fabricación y, luego, por la energía de refrigeración y calefacción. Por este motivo debe ser cada vez más eficiente. El desarrollo de materiales implica un desarrollo tecnológico y en nuestro caso fue la creación de unos paneles fabricados con rastrojo de trigo", explicó.

"Luego de la cosecha, queda la biomasa seca, es decir la parte aérea y subterránea del cultivo. Hay una parte que termina siendo materia orgánica del suelo, pero hay otra parte de esa biomasa que sobra, y si uno la junta en tiempo y forma la puede aprovechar. Estamos hablando de un 20% según la zona de producción. Se permite la sustentabilidad del sueño y se puede aprovechar la materia prima de gran valor. En lugar de perderse, se transforma en una vivienda y queda el carbono secuestrado, teniendo un impacto positivo en las emisiones de dióxido", añadíó.

Es una tecnología muy interesante pero sencilla. Hay que acondicionar el rastrojo y a partir de un proceso de extrusión térmica seca se genera altísima presión y resulta de todo esto un panel de 5 centímetros de espesor, 1.20 de ancho y hasta 3 metros de largo, parecido a una losa.

"Pueden usarse en sistemas de construcción como steel framing o madera. Estos paneles tienen, además de la sustentabilidad, propiedades importantes, acústicas y térmicas. Son totalmente ignífugas. Se pueden ver los testeos en la página oficial. Se pueden usar para techos, aislamiento. Algunos estadios en Australia están hechos con esto", indicó Dunan en Radio Tandil.

La planta se instalará en Tandil por ser una zona productiva con mucha disponibilidad de rastrojo. Es una de las mejores zonas de la provincia en este sentido.

"Tandil tiene una perspectiva más sustentable, tiene una industria turística que se podría beneficiar muchísimo de este tipo de material y estamos cerca de la costa para poder exportar. Tuvimos muchísimo apoyo del intendente Lunghi, de Marcela Petrantonio y nos dieron lugar para hablar con los empresarios de la zona y se nos sumó la Cooperativa Falucho. A partir de ahí se desarrolló el proyecto. Pensamos que en el segundo cuarto del año que viene estaremos en plena construcción de la planta", adelantó.

El sistema es replicable. De hecho la empresa ya está pensando en utilizar también rastrojo de arroz. "Una planta de estas puede producir 700 metros cuadrados de paneles, usando 15.000 toneladas de rastrojo. Esta producción representa el 2% del consumo de paneles en el país. La gran ventaja de utilizar este tipo de construcción es bajar drásticamente las cuentas de gas y luz, más allá de que hay una generación nueva que piensa en el ambiente y quiere construir con esos valores", aseguró.

La empresa está pensando en generar su propia energía renovable para la planta de biomateriales, a partir de los desechos urbanos. "Queremos reducir el impacto ambiental de la industria. Con estos residuos podremos producir gas de síntesis, que se puede utilizar para la producción de fertilizante, biocombustible y energía eléctrica", concluyó Dunan.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2020 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina