29/11/2020

Opinion VOLVER

Regreso triunfal de Santamarina

por
Javier Levigna

Así podríamos titular la vuelta de Santamarina a la competencia en la severa y renovada Primera Nacional en una agradable tarde de sábado.

Larga espera, prácticas especiales, pretemporadas distintas, presencia de COVID 19, baja de contratos importantes y apuesta a valores formados en los clubes, son el resumen una realidad que atraviesa una disputa que hoy le ofrece a todos los participantes la posibilidad de éxito (ascenso), algo que no ocurría antes de la suspensión del torneo.

Con las mismas realidades, expectativas y curiosidades, saltaron a la cancha Quilmes y Santamarina, en una semana convulsionada por la desaparición física del más grande jugador de fútbol de la historia de nuestro país.

El aurinegro lució rápido, preciso e inteligente para ocupar espacios y utilizar el contragolpe ante un Quilmes que los dejaba después de intentar presionar arriba, pero dejando un equipo largo y espacios bien aprovechados por Matías Kabalín, Martín Michel, Mariano González y Valentín Depietri quien, cada vez que se lo propuso, complicó con su velocidad y habilidad,

La defensa visitante mostró dudas y le dio facilidades al equipo local, además de perder por lesión a Carlos Matheu quien a poco de iniciado el encuentro debió ser reemplazado.

En ese contexto, un contraataque bien manejado por Michel y Kabalín terminó con un pase a Depietri; el joven aurinegro hizo una diagonal de izquierda al centro y, aprovechando que Matías Donato se llevaba las marcas, sacó un derechazo que se metió junto al palo izquierdo del arquero Glellel quien se estiró y tocó la pelota pero no pudo evitar la conquista que ponía en ventaja a "Santa" y le daría el triunfo al final.

Fueron varias las oportunidades de Santamarina, incluido un mano a mano de Matías Donato despejado en la línea por Moreira, mientras Quilmes se acercaba a Casas sólo una vez, en una desatención defensiva donde Giani no podía conectar un centro de Francisco Ilarregui.

En el segundo tiempo, el local se dedicó demasiado a cuidar la ventaja y Quilmes insinuó -a través de los cambios- acercarse a los dominios de Casas. Lo logró con jugadas de pelota parada y, en una de ellas, el arquero aurinegro golpeó a Obregón. El árbitro sanjuanino Mario Ejarque sancionó penal. Lo ejecutó el experimentado Mariano Pavone y su disparo pasó muy lejos, por encima del arco.

Crecieron Arregui (el mejor del juego) y también Boolsen; aguantó Santamarina que tuvo dos o tres ocasiones para aumentar la ventaja; la más clara, otra vez, a través "la joya" Depietri a pura velocidad y definiendo débil ante el arquero visitante.

Fue un triunfo necesario, esperanzador, trabajado, sufrido pero importante después de tanto tiempo sin jugar, ante un rival de peso, que terminó sin argumentos para llevarse algo más de su visita a Tandil.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2021 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina