10/06/2021

robot, inteligencia artificial, covid-19 VOLVER

Así es Grace, el primer robot humanoide que cuida a pacientes con Covid-19

Grace utiliza inteligencia artificial para diagnosticar pacientes con Covid-19 y tiene la capacidad de interactuar con las personas.

El equipo de Hong Kong detrás del famoso robot humanoide Sophia está lanzando un nuevo prototipo, Grace, dirigido al mercado de la salud y diseñado para interactuar con los ancianos y los aislados por la pandemia de Covid-19.

Vestida con un uniforme de enfermera azul, Grace tiene rasgos asiáticos, cabello castaño largo hasta el cuello y una cámara térmica en su pecho para tomar su temperatura y medir su capacidad de respuesta. Utiliza inteligencia artificial para diagnosticar a un paciente y puede hablar inglés, mandarín y cantonés.

"Puedo visitar a la gente y alegrarles el día con estimulación social (...) pero también puedo hacer terapia de conversación, tomar biolecturas y ayudar a los proveedores de atención médica", dijo Grace mientras estaba de pie junto a su "hermana" Sophia en el taller del fabricante Hanson Robotics en Hong Kong.

El parecido de Grace con una profesional de la salud y su capacidad de interacción social tienen como objetivo aliviar la carga del personal de primera línea de los hospitales, abrumados durante la pandemia, dijo el fundador David Hanson.

"Una apariencia humana facilita la confianza y el compromiso natural porque estamos programados para interacciones humanas cara a cara", dijo Hanson al explicar cómo Grace puede simular la acción de más de 48 músculos faciales principales y tiene una conducta reconfortante diseñada para parecerse un poco a los personajes de animé, que por lo general tienen una fusión de estilos asiáticos y occidentales.

Su costo es similar al de un auto de lujo

Awakening Health quiere producir en masa la versión beta de Grace para agosto, dijo David Lake, director ejecutivo de la empresa conjunta entre Hanson Robotics y Singularity Studio, y hay planes para implementarla completamente el próximo año en lugares como Hong Kong, China continental, Japón y Corea, informa Reuters.

El costo de fabricación de los robots, ahora similar al precio de los autos de lujo, disminuirá una vez que la compañía fabrique decenas o cientos de miles de unidades, agregó Hanson.

El lanzamiento de Grace llega en un momento en que el impacto global del coronavirus ha hecho que se necesiten de forma urgente robots humanoides, dijo Kim Min-Sun, profesora de comunicología en la Universidad de Hawai.

"Si pueden obtener ayuda mediante el despliegue de estos robots sociales en entornos íntimos, sin duda tendrán un impacto positivo en la sociedad", señaló.

Sophia, la robot humanoide que se volvió viral

"Los robots sociales como yo pueden cuidar a los enfermos o ancianos", dice Sophia mientras realiza un recorrido por su laboratorio en Hong Kong. "Puedo ayudar a comunicar, dar sesiones de terapia y proporcionar estimulación social, incluso en situaciones difíciles".

Desde que se dio a conocer en 2016, Sophia, un robot humanoide, se ha vuelto viral. Ahora la empresa que la respalda tiene una nueva visión: producir robots en masa antes de fin de año.

Hanson Robotics, con sede en Hong Kong, dijo que cuatro modelos, incluida Sophia, comenzarían a salir de las fábricas en la primera mitad de 2021, justo cuando los investigadores predicen que la pandemia abrirá nuevas oportunidades para la industria de la robótica.

"El mundo del Covid-19 necesitará cada vez más automatización para mantener a las personas seguras", dijo el fundador y director ejecutivo David Hanson, rodeado de cabezas de robot en su laboratorio.

¿Un remedio para la soledad?

Hanson cree que las soluciones robóticas para la pandemia no se limitan a la atención médica, sino que también podrían ayudar a los clientes en industrias como el comercio minorista y las aerolíneas.

"Los robots Sophia y Hanson son únicos por ser tan humanos", agregó. "Eso puede ser muy útil en estos tiempos en los que las personas se sienten terriblemente solas y socialmente aisladas". Hanson dijo que su objetivo es vender "miles" de robots en 2021, tanto grandes como pequeños, sin proporcionar un número específico.

El profesor de robótica social Johan Hoorn, cuya investigación ha incluido el trabajo con Sophia, dijo que aunque la tecnología todavía está en una relativa infancia, la pandemia podría acelerar una relación entre humanos y robots.

"Puedo inferir que la pandemia realmente nos ayudará a conseguir robots antes en el mercado porque la gente empieza a darse cuenta de que no hay otra forma", dijo Hoorn, de la Universidad Politécnica de Hong Kong.

Los productos de otros grandes actores de la industria también están ayudando a combatir la pandemia. El robot Pepper de SoftBank Robotics se implementó para detectar personas que no llevaban máscaras. En China, la empresa de robótica CloudMinds ayudó a establecer un hospital de campaña dirigido por robots durante el brote de coronavirus en Wuhan.

El uso de robots estaba en aumento antes de la pandemia. Según un informe de la Federación Internacional de Robótica, las ventas mundiales de robots de servicio profesional ya habían aumentado un 32% a $ 11,2 mil millones entre 2018 y 2019.

Algunos humanos podrían desconfiar de poner a los robots en roles tan sensibles. Cuando se le preguntó si la gente debería temer a los robots, Sophia tenía una respuesta preparada. "Alguien dijo 'no tenemos nada que temer excepto el miedo mismo'", reflexionó el robot. "¿Qué sabía él?"

Fuente

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2021 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina