10/06/2021

google, internet VOLVER

Google renueva su apuesta por la Argentina con un nuevo cable submarino

Unirá las Toninas con EEUU. Será el primer cable en el mundo que funcionará con una sola fuente de energía en uno de sus extremos.

Google anunció este miércoles la construcción de Firmina, un nuevo cable submarino internacional que unirá la costa este de los Estados Unidos con el balneario bonaerense de Las Toninas, con extensiones a tierra adicionales en Praia Grande, Brasil y Punta del Este, Uruguay.

Según informó Google a iProfesional en un comunicado, Firmina será el primer cable del mundo que, a pesar de su larga distancia, es capaz de funcionar por completo con una sola fuente de energía en uno de los extremos del cable, en caso de que sus otras fuentes de energía no estén disponibles temporalmente.

De esta manera, Firmina aportará un impulso de resiliencia de la red en un contexto en el que la fiabilidad de la conectividad es más importante que nunca. Desde el gigante tecnológico informaron a iProfesional que la compañía SubCom fue el partner elegido para fabricar e instalar Firmina.

Este año comenzarán las actividades de reconocimiento del lecho submarino y se estima finalizar los trabajos para que el cable esté listo en 2023, estimaron desde la compañía californiana.

La pandemia del coronavirus ha impulsado aún más el uso de servicios digitales por las personas y las empresas. En este contexto, Firmina contribuirá a mejorar la conectividad de todos los usuarios y empresas que usan los productos de Google en América del Sur.

Con 12 pares de fibra óptica, el cable transportará el tráfico de forma rápida y segura entre América del Norte y América del Sur, brindando a los usuarios un acceso rápido y de baja latencia a los productos de Google como el Buscador, Gmail y YouTube, y a los servicios de Google Cloud.

"La llegada de Firmina potenciará la infraestructura de Google en la región, aportando más resiliencia a la red y mejorando la experiencia de nuestros usuarios y clientes. Estamos muy contentos de marcar un nuevo hito en términos de conectividad: Firmina tendrá la capacidad de alimentarse de energía de un solo extremo del cable, a pesar de su extenso recorrido, reforzando la fiabilidad de nuestra red. Este año comenzarán las actividades de reconocimiento del lecho submarino. Estimamos finalizar los trabajos para que el cable esté listo en 2023", señaló Cristian Ramos, gerente de Desarrollo de infraestructura de Google.

"El anuncio y la confirmación por parte de Google de la construcción de este cable submarino, que además tiene nombre de mujer y se llama Firmina, es muy bien recibida por el Gobierno argentino. Celebramos la inversión y el compromiso de empresas internacionales en términos de infraestructura, robustecimiento e incremento de la conectividad, no solo en Argentina sino también en toda en la región", dijo Micaela Sánchez Malcolm, secretaria de Innovación pública, citada en el comunicado de Google.

Un hito en infraestructura

Firmina tendrá la capacidad de funcionar con una fuente de alimentación en un solo extremo, lo que es fundamental para la fiabilidad del servicio, una prioridad clave para la red de Google.

En un cable submarino, los datos son transportados mediante luz dentro de una fibra óptica. Al mismo tiempo, el cable debe llevar una corriente eléctrica de alto voltaje suministrada por estaciones con tomas a tierra en cada extremo, alimentando amplificadores en el fondo marino que aumentan la luz óptica en intervalos de alrededor de 100 km.

Para una máxima resistencia y protección contra fallas, lo ideal es que la fuente eléctrica en tierra pueda alimentar todo el recorrido del cable hasta que se restablezcan las operaciones normales.

Tradicionalmente, esto ha sido imposible de lograr en cables de mucha longitud: debido a que el número de fibras ópticas en cada cable ha aumentado en los últimos años, proporcionar suficiente energía se ha convertido en un desafío de diseño cada vez mayor. Firmina será el primer cable en romper esta barrera.

Homenaje a una mujer que rompió barreras

Al igual que otros cables de Google que homenajean a personalidades de la cultura y las ciencias, Firmina fue nombrado en honor a una intelectual pionera que trabajó para promover la comprensión humana y la justicia social.

Maria Firmina dos Reis (1825-1917) fue una autora y abolicionista brasileña cuya novela de 1859, Úrsula, describe la vida de los afrobrasileños bajo la esclavitud. Mujer mestiza e intelectual, Firmina es considerada la primera novelista de Brasil. La elección de este nombre para el cable es una manera de destacar su trabajo y espíritu pionero. Esta es la segunda vez que Google celebra a Firmina dos Reis. La primera vez lo hizo en 2019 para su cumpleaños número 194 con un "doodle".

Con la llegada de Firmina, Google ya cuenta con 16 cables submarinos propios en todo el mundo. Firmina se sumará a los otros cables de Google en la región:

  • Curie (que conecta Chile con Estados Unidos), Monet (Brasil - Estados Unidos).
  • Junior (que conecta las ciudades de Praia Grande y Rio de Janeiro en Brasil).
  • Tannat (Argentina - Uruguay - Brasil).

¿Por qué en Las Toninas?

Ubicado a 340 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires, muy cerca donde el Río de la Plata desemboca en el océano Atlántico, hay un pequeño pueblo costero llamado Las Toninas.

En verano es un centro de vacaciones de clase media y en invierno una ciudad donde sólo 5.000 habitantes soportan el frío y el viento que castiga a la costa argentina cuando sopla el viento del sur.

Cientos de departamentos vacíos y comercios cerrados le dan ese típico aire fantasmal de las ciudades que sólo se llenan de gente con el calor. Allí, en Las Toninas, el país se conecta a Internet.

El Río de la Plata es barroso, poco profundo y tiene un tráfico de embarcaciones muy riesgoso para los cables. Para encontrar la primera arena marina hay que viajar hasta San Clemente, a 320 kilómetros de Buenos Aires. Pero si se busca un lugar todavía más tranquilo, hay que viajar otros 17 kilómetros hacia el sur, y allí está Las Toninas.

A sus costas llegan cuatro cables submarinos de fibra óptica que recorren la costa sudamericana desde Brasil. Están operados por Telefónica; un consorcio de empresas europeas y estadounidenses; la uruguaya Antel y Telecom y la proveedora Lumen, además del citado Tannat de Google..

Los cables no son frágiles, aunque son pequeños: apenas tienen siete centímetros de diámetro, una protección contra el agua salada y un núcleo de acero que permite la instalación desde barcos en superficie.

El tendido de fibra óptica llegó a Argentina hace sólo 17 años y lo hizo por Las Toninas. El cable es tema de conversación entre los lugareños cada vez que la llegada de turistas en verano colapsaba las redes de Internet.

Fuente

COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2021 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina