21/05/2020

Sociedad VOLVER

Una disputa entre vecinos reveló un abuso que llevaba 10 años sepultado

Una disputa entre vecinos, en Movediza, desenterró un hecho de abuso sexual. La víctima, una niña de 13 años que hoy tiene 23. El victimario, un vecino que vive a tres casas de la vivienda de su madre.

La historia actual es la historia de una pelea entre vecinos, en Movediza. En medio de una discusión, violenta y elevada de tono, la joven que hoy tiene 23 años y defendía a su madre en la gresca se topó con los ojos de quien 10 años atrás había intentado abusar de ella.

"Estaba con mi mamá porque el hombre se había metido (en la casa) y en un momento veo que él me está mirando y se está riendo. Entonces me dio mucha bronca. Exploté y largué todo", contó durante una entrevista en Radio Tandil.

En ese "largar todo" se escurrió una historia dolorosa; enterrada, en su momento, por vergüenza y miedo. La mujer que hoy tiene 23 años, hace casi una década, era amiguita de la hija del vecino. Iba a jugar a su casa, a muy pocos metros de la suya.

Un día, en medio de un juego, irrumpe el hombre, el padre de su amiga, y manda a bañar a su hija. Le dice que si no se baña, no le comprará helado.

Cuando la pequeña se mete en el baño, el hombre lleva a la niña a la pieza y le dice que si no tiene plata para comprar un helado como el que se tomará su hija, él le podía darle ese dinero pero a cambio de tener "relaciones".

La niña no entiende de lo que le estaba hablando, hasta que el hombre le levanta la pollera y la empieza a tocar.

"Yo era muy chiquita y no entendía nada. Hasta que me levantó la pollera y me empezó a tocar. Entonces, me asusté y salí corriendo", contó.

Nunca se lo contó a su madre ni a nadie de su confianza. El suceso quedó sepultado. Por lo demás, se lo siguió cruzando en el barrio. Él la miraba, ella huía a esa mirada. Así pasaron 10 años.

Hasta que finalmente, una discusión familiar la hizo "largar todo". Presentó la denuncia en la Justicia. Ella tiene ahora una nena de 3 años. No quiere que vuelvan a suceder cosas así. Le dieron la posibilidad de un servicio psicológico que tomará, mientras el proceso sigue su camino.

"Ayer me llamó Fiscalía y me dijeron que tengo que declarar. Me dijeron que va a ser largo. Yo, ahora, no tengo miedo; tengo bronca", dijo. "Tengo una nena de tres años. Siempre estoy atrás de ella, siempre cuidándola", contó como tratando de alejar un miedo que lleva 10 años y no se apaga.


COMPARTE TU OPINION | DEJANOS UN COMENTARIO

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales.

  © 2020 | Radio Tandil | Rodriguez 762, Tandil (CP 7000), provincia de Buenos Aires, Argentina